El antiguo aeropuerto de San Javier se transforma en un centro de conservación del Mar Menor

Caballito De Mar

Las antiguas instalaciones del aeropuerto de San Javier se convertirán en el hogar del Centro de Investigación y Conservación de Especies del Mar Menor.

Índice
  1. Las antiguas instalaciones del aeropuerto de San Javier se convertirán en el hogar del Centro de Investigación y Conservación de Especies del Mar Menor.
  2. El consejero de Medio Ambiente, Juan María Vázquez, junto con el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, y el director general del Mar Menor, Víctor Serrano, presentarán el proyecto este sábado.
  3. Con este ambicioso proyecto, Murcia reafirma su compromiso con la conservación de la naturaleza y se convierte en un destino líder en turismo sostenible.

Este proyecto ambicioso tiene como objetivo rescatar y proteger las poblaciones amenazadas en el Mar Menor, incluyendo a especies icónicas como la nacra y el caballito de mar.

Desde 2018, este proyecto ha estado en desarrollo, y finalmente ha encontrado una ubicación precisa para llevar a cabo su importante labor.

La Dirección General del Mar Menor de la Consejería de Medio Ambiente ha iniciado los primeros trámites para que la terminal de llegadas del aeródromo albergue los acuarios y los trabajos científicos necesarios para la conservación de estos animales. Esta iniciativa representa un gran paso hacia la protección y preservación del Mar Menor y su valiosa biodiversidad.

El pasado año, el Ministerio de Defensa cedió parte de los terrenos de la terminal de San Javier al Gobierno regional, lo que permitió destinar este espacio al Centro de Investigación y Conservación de Especies del Mar Menor en lugar de la futura Agencia Espacial Española, que finalmente se construirá en Sevilla. Este nuevo centro busca ampliar el trabajo que la Universidad de Murcia está llevando a cabo en el acuario de la institución, ubicado en uno de los pabellones del Cuartel de Artillería de Murcia.

Las investigaciones realizadas hasta ahora se han centrado en la elaboración de estudios genéticos de las especies en peligro de la laguna, así como en cerrar el ciclo reproductivo de forma natural pero en cautividad.

La degradación del Mar Menor y los procesos de anoxia han afectado gravemente a la fauna del ecosistema, disminuyendo seriamente especies como la nacra, el caballito de mar y otras como el fartet, el gobio de arena, el chirrete, la aguja mula o el drangoncillo. Sin embargo, el acuario de la Universidad de Murcia ha logrado obtener el primer grupo reproductor de caballitos de mar y está trabajando en la supervivencia de los juveniles de nacra nacidos en cautividad.

Este centro no solo cumplirá una función científica, sino que también será un espacio de monitorización, investigación y conservación del Mar Menor. Además, contará con un área dedicada a la conservación de especies autóctonas. La Consejería de Medio Ambiente tiene la intención de que estas nuevas instalaciones se conviertan en un destino turístico atractivo, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de explorar los acuarios y conocer los trabajos realizados con estos fascinantes animales.

El consejero de Medio Ambiente, Juan María Vázquez, junto con el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, y el director general del Mar Menor, Víctor Serrano, presentarán el proyecto este sábado.

El centro de interpretación del Mar Menor contará con una amplia zona de acuarios, diseñada para incrementar el interés turístico de San Javier. Además de su valor como atracción turística, estas instalaciones desempeñarán un papel fundamental en la investigación y conservación de las especies de la laguna, en estrecha colaboración con el acuario de la Universidad de Murcia.

La nacra, uno de los habitantes más emblemáticos del Mar Menor, ha sufrido una disminución alarmante de casi el 99% de su población debido a los desafíos ambientales que enfrenta la laguna. El nuevo banco de especies proyectado en el aeropuerto de San Javier se suma a los esfuerzos realizados por el Ministerio para la Transición Ecológica en la bahía de Portmán, en La Unión, donde se intenta recuperar plantas acuáticas, como las praderas marinas del Mar Menor.

Este proyecto representa una oportunidad única para rescatar y preservar las especies amenazadas del Mar Menor, así como para fomentar la conciencia y el compromiso con la conservación del medio ambiente marino. El Centro de Investigación y Conservación de Especies del Mar Menor se posiciona como un referente en la protección de la biodiversidad y se espera que tenga un impacto significativo en la recuperación y revitalización de este valioso ecosistema.

Con este ambicioso proyecto, Murcia reafirma su compromiso con la conservación de la naturaleza y se convierte en un destino líder en turismo sostenible.

La combinación de investigación científica, conservación de especies y la posibilidad de visitar estas instalaciones hará del Centro de Investigación y Conservación de Especies del Mar Menor un lugar de interés para los amantes de la naturaleza, los investigadores y los turistas que deseen explorar y aprender sobre la riqueza natural de la región.

No cabe duda de que la transformación del aeropuerto de San Javier en un centro dedicado a la protección de especies marinas es una iniciativa valiosa y esperanzadora. Este esfuerzo conjunto entre instituciones, expertos y la comunidad muestra que, a través del compromiso y la colaboración, es posible revertir los efectos negativos y construir un futuro más sostenible para el Mar Menor y sus habitantes.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a El antiguo aeropuerto de San Javier se transforma en un centro de conservación del Mar Menor puedes visitar la categoría Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir