La familia Carchela crece en la fiesta en Blanco y Negro

20240507 Fiestacarchelas2 1

En la calidez de la noche murciana, bajo el cielo estrellado y el susurro de la brisa de mayo, un evento reunió a más de cien almas con un propósito común: celebrar la amistad, la gastronomía y la cultura. La asociación gastronómica y cultural Las Carchelas fue la anfitriona de esta velada inolvidable, donde los lazos de compañerismo se fortalecieron al ritmo de risas, conversaciones y delicias culinarias.

Un festín para el alma y el paladar

Los Salones de La Casa de la Luz se vistieron de gala para recibir a una variada constelación de personalidades, representantes del mundo empresarial, político, cultural, judicial, médico y gastronómico. Desde cada rincón de Murcia y más allá, amigos se congregaron para disfrutar de una experiencia sensorial única.

La velada comenzó con una exquisita Ostrada de bienvenida, cortesía de la Pescadería M. Navarro. Las hermanas María Dolores y Noelia Navarro, junto con la joven tercera generación de empresarias, brindaron a los invitados la frescura y calidad de las mejores ostras rizadas de Galicia. Un tributo a la tradición familiar que perdura desde 1967, cuando Manuel Navarro y Antonio Martínez abrieron las puertas de su pescadería en la Plaza de Abasto de Vistabella.

Encuentros memorables

Entre brindis y sonrisas, los asistentes se reencontraron con viejos amigos y conocieron nuevas caras. Desde Cartago hasta Sotogrande, desde el ámbito teatral hasta el empresarial, una diversidad de trayectorias y pasiones se entrelazaron en una atmósfera de camaradería.

Un banquete para los sentidos

Sentados a la mesa, los comensales fueron deleitados con una selección de platos magistralmente elaborados por el chef José María González. Cada bocado, una explosión de sabores que armonizaba a la perfección con los vinos de Bodegas Carchelo, cortesía del director del Área Comercial Europa, David Ferraje.

El reconocimiento a la excelencia

La noche culminó con la entrega del premio anual de Gastronomía, un homenaje merecido al restaurador José María González, cuyo talento y dedicación han convertido a La Vieja Ermita en un referente gastronómico en Zarandona y más allá. Un gesto de gratitud hacia aquellos que con su esfuerzo y pasión contribuyen al enriquecimiento de nuestra cultura culinaria.

Celebrando la amistad y el compromiso

Al ritmo de la música de Lady Dilema DJ, la celebración continuó hasta altas horas de la madrugada. Entre risas, bailes y complicidad, los amigos carchelos demostraron una vez más que la verdadera riqueza reside en los vínculos que cultivamos y en los momentos compartidos.

En Las Carchelas, cada encuentro es una oportunidad para enriquecer nuestras vidas con nuevas experiencias y amistades. Porque, como dijo la inolvidable Celia Cruz, la vida es una hermosura que hay que vivir y disfrutar junto a aquellos que hacen nuestro camino más luminoso y placentero.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La familia Carchela crece en la fiesta en Blanco y Negro puedes visitar la categoría Murcia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir